Las necesidades de Medicina Nuclear del nuevo Hospital Universitario de Cuenca han sido satisfechas, confirma la coordinación regional.

El nuevo Hospital Universitario de Cuenca ha cubierto todas las necesidades especiales del área de Medicina Nuclear, según ha comprobado el director regional de la Unidad de Medicina Nuclear de Castilla-La Mancha, el doctor Ángel Soriano. Tanto los responsables del plan estratégico de Medicina Nuclear de Castilla-La Mancha como los profesionales del Hospital ‘Virgen de la Luz’ han colaborado en el diseño y estructura de los nuevos espacios de Medicina Nuclear del hospital conquense.

El nuevo servicio de Medicina Nuclear, que ya ha comenzado a funcionar en el hospital, estará dotado con una Gammacámara y un PET-TAC. Con este equipamiento, se espera reducir en un 25% los tiempos de exploración, en un 30% la radiación a la que se somete a los pacientes que deben realizarse este tipo de pruebas e incrementará la cartera de prestaciones de esta especialidad en Cuenca.

Además, el servicio contará con una nueva SPECT-Gammacámara de altas prestaciones para sustituir la Gammacámara convencional del ‘Virgen de la Luz’. Asimismo, el actual PET-TAC móvil será sustituido por un PET-TAC fijo en el nuevo centro sanitario, que dispondrá de características tecnológicas superiores al aparataje actual y será totalmente digital. Con estas mejoras, se espera poder realizar más de 4.000 estudios convencionales y unas 1.500 pruebas de PET-TAC al año.

La Medicina Nuclear es una especialidad que se centra principalmente en Oncología, Cardiología y Neurología, aunque todos los órganos y sistemas del cuerpo humano son susceptibles de ser reconocidos mediante exploraciones con esta técnica. Durante el año 2022 se realizaron en Castilla-La Mancha 12.000 estudios de PET-TAC y 18.000 estudios convencionales de Medicina Nuclear.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio