Ribera defiende que el diálogo en materia de sequía es «constante» y que es obligado un uso inteligente del agua

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha señalado que el diálogo en materia de sequía «ha sido constante» en todo momento ya que no hay un solo plan hidrológico sino uno para cada cuenca.

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Ribera, preguntada por si convocará la mesa de la sequía, ha defendido que el diálogo y el trabajo en esta materia es constante ya que «afortunadamente» se lleva tiempo trabajando en un escenario en el que no se preveía, «evidentemente la escasez tan tremenda» de este año, pero en el que se sabe que habrá que enfrentarse a escenarios «extremos», de grandes inundaciones y periodos de sequía prolongados en otros momentos.

Así, ha subrayado que esta situación «obliga» a adaptarse a un uso eficiente del agua y a generar aportaciones a través de una gestión integrada del agua, desalada, recuperada, de acuíferos y superficie y a buscar la máxima calidad del agua.

«No podemos permitirnos el lujo de seguir teniendo acuíferos contaminados con nitratos, con fósforo o una mala gestión de las aguas residuales como tenemos y ese diálogo con uno de los consumidores más importantes de agua –en alusión a los regantes– es capital», ha afirmado.

La vicepresidenta ha destacado que «nunca» ha habido tantos recursos para invertir en infraestructuras que permitan hacer una planificación y un empleo del agua más eficiente.

Por otro lado, preguntada por si el Gobierno no se plantea bajo ningún concepto alargar la vida de las centrales nucleares, Ribera ha apostado por trabajar con las hipótesis que están sobre la mesa y que cubren que haya garantía de suministro y las necesidades de la sociedad, así como evitar generar señales confusas y evitar derrochar «muchos recursos en algo que tiene recorrido limitado». «Esa es nuestra voluntad, compromiso y en esto vamos a seguir trabajando», ha apostillado.

Por otro lado, ha expuesto que hay un tejido industrial «muy importante» que está «entendiendo, incorporando y aprovechando» esta oportunidad que tiene España y que sitúa al país en un cambio de paradigma energético y en una posición «muy interesante».

En todo caso, ha asegurado que las centrales nucleares, que han servido «hasta la fecha» seguirán funcionando «con todas las garantías» y con «plena seguridad hasta que se vayan cumpliendo los plazos».

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba