Castilla-La Mancha cuenta aún con 236 pasos a nivel con Toledo y Cuenca a la cabeza

Castilla-La Mancha cuenta en la actualidad con un total de 236 pasos a nivel, de los que Toledo y Cuenca son las provincias que congregan el mayor número con 96 y 58, respectivamente, seguidas de Ciudad Real, con 52; Guadalajara, con 23; y Albacete, con 7, habiéndose producido en la región un total de siete accidentes en estos cruces o intersecciones desde el año 2018.

Cuando apenas quedan unos días para la celebración del Día Internacional de Sensibilización sobre los Pasos a Nivel (ILCAD), los datos facilitados a Europa Press desde el Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) desvelan que del total pasos a nivel que registra la región, más de la mitad (157) cuenta con protección del tipo P (protección pasiva, es decir, que no disponen de sistema de aviso o protección que advierta al usuario de la llegada del tren pero sí de señalización horizontal y vertical).

De ellos, cuatro son de peatones y ocho son pasos de jurisdicción particular (cerrados con cadenas y uso exclusivo del titular de la concesión), mientras que hay 48 con protección activa A2, es decir, con señalización luminosa y acústica, y 31 tiene lo que se conoce como protección activa A3 (con semibarreras).

Además, del total de pasos, en algo más de la mitad (121) el número de vehículos diarios que pasan por ellos con respecto al número de trenes que circulan por ese trayecto es muy bajo.

La clase de protección de los pasos viene determinada por factores tales como tráfico de vehículos, número de circulaciones ferroviarias, número de peatones que utilizan el paso, distancias de visibilidad o ubicación y actualmente en ADIF se está realizando una revisión de estos para adaptarlos a la nueva normativa.

Así las cosas, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias tiene en curso actuaciones de supresión en dos pasos a nivel de Humanes (Guadalajara), uno de los cuales cuenta ya con el proyecto redactado y en fase de supervisión, y el otro se encuentra en fase de redacción.

También está previsto para este año presentar a los titulares de los caminos en los que se encuentran otros seis pasos a nivel de la región alternativas de supresión para, en su caso, redactar posteriormente los proyectos constructivos.

Tal y como ha confirmado este organismo, desde 2018 las inversiones ejecutadas en pasos a nivel de Castilla-La Mancha han ascendido a aproximadamente 1,2 millones de euros. Esta cifra incluye tanto supresiones como actuaciones para la mejora de su protección y a ella se suman las inversiones relativas a actuaciones que se contratan a nivel nacional y de las que, según han matizado, no disponen del detalle por comunidades autónomas.

ALBACETE, A LA CABEZA EN SUPRESIONES

Pero si bien Albacete es la que cuenta con menos pasos a nivel en este momento, ha sido también en la que se han suprimido más en los últimos años. Así las cosas, la evolución de supresiones por provincias ha sido de 25 en Albacete, 7 en Toledo, 4 en Guadalajara y tanto en el caso de Ciudad como en el de Cuenca se ha eliminado uno. En ningún caso ha sido en líneas con tráficos de Cercanías.

A nivel nacional, el número total de pasos a nivel gestionados por ADIF se eleva hasta los 2.996.

En España, desde 1978 no se autoriza el establecimiento de nuevos pasos a nivel y desde 1987 los cruces de carreteras u otras vías de comunicación con líneas férreas que se produzcan por el establecimiento o la modificación de cualquiera de ellas deben, en todo caso, realizarse a distinto nivel.

La gran mayoría de pasos a nivel existentes afecta a viales de titularidad autonómica, local o particular, por lo que la responsabilidad es compartida y se hace imprescindible la cooperación de las administraciones titulares de los viales para poder llevar a cabo las actuaciones necesarias en cada caso.

Hay que incidir en que un paso a nivel es competencia de dos administraciones, la titular del ferrocarril y la titular del camino, calle o carretera (en su mayoría ayuntamientos, diputaciones y comunidades autónomas), que deben estar de acuerdo en la solución para la supresión del paso a nivel.

Esto significa que se requiere, pues, una actuación concertada de las administraciones afectadas, incluyendo la elaboración de un proyecto específico que debe tomar en consideración las propuestas y alegaciones presentadas por la población afectada.

Según las estimaciones de la Unión Internacional de Ferrocarriles (UIC), hay medio millón de pasos a nivel en el mundo, y el 98% de las colisiones de vehículos en los pasos a nivel en el mundo son provocadas por no respetar el código de circulación de forma deliberada o accidentalmente.

Ir arriba