Comunidades ribereñas reclaman a Mazón equidad en el trato a la cuenca cedente respecto a las exigencias para su propia región

La Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía ha manifestado su estupor ante las exigencias planteadas por la Comunidad de Valencia en relación con un posible suministro de agua hacia Cataluña. La organización sostiene que, si las desaladoras están en condiciones de responder a situaciones de emergencia, entonces el Trasvase Tajo-Segura debería cerrarse de inmediato para priorizar las necesidades de la cuenca del Tajo.

El presidente de la asociación, Borja Castro, señaló la intolerancia frente a un «discurso patrimonial» que aparentemente considera que el agua pertenece exclusivamente a una zona, incluyendo ahora al Mediterráneo. Borja Castro enfatizó la tradicional solidaridad que Castilla-La Mancha ha demostrado hacia otros territorios y criticó las reticencias de la Comunidad Valenciana argumentando que deberían ser justos y devolver esa solidaridad, especialmente cuando deben considerar el aspecto del desarrollo económico en el uso del agua.

Castro recordó que la Asociación nunca ha rechazado compartir el agua para consumo humano, pero remarcó la necesidad de una revisión exhaustiva de la demanda de agua. «No se puede crecer ilimitadamente, ya sea urbanísticamente, turísticamente o agroindustrialmente, sin tener en cuenta los recursos limitados de un territorio, porque eso sería insostenible», expresó. Añadió un llamamiento al presidente Carlos Mazón para que respetase las necesidades hídricas de la región de Castilla-La Mancha, evitando depender del Trasvase para el desarrollo económico y asegurando el abastecimiento humano en tiempos de necesidad.

Debido al uso intensivo de agua en España, donde la agricultura consume el 80%, la Asociación advierte que las mejoras de eficiencia no han disminuido el consumo, sino que han incrementado la productividad y beneficio económico, ampliando la demanda de agua. Los embalses de Entrepeñas y Buendía, administrados para resistir hasta cinco años de sequía y asegurar el consumo humano, no deben ser sobreexplotados para el beneficio de ciertos empresarios del Levante, sostiene la asociación.

La asociación concluye que es esencial y urgente remplazar el agua del Trasvase por alternativas como la desalación, permitiendo así que el río Tajo se recupere y satisfaga las necesidades de su cuenca, donde la desalación no se presenta como una solución viable.

También te puede interesar:  García-Page se Suma a la Lista de Líderes Regionales con Aumento Salarial Previsto para 2024

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio