La Comunidad de Castilla-La Mancha destinará 8 millones de euros para certificar el origen renovable de la electricidad en edificios de Ciudad Real, Cuenca y Toledo.

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado la celebración de un acuerdo marco para garantizar el suministro de energía eléctrica con certificado de origen renovable en los edificios de la Junta en las provincias de Ciudad Real, Cuenca y Toledo. Este acuerdo tendrá un valor de ocho millones de euros.

La portavoz del Ejecutivo regional, Esther Padilla, ha destacado que este acuerdo es un claro ejemplo del compromiso de Castilla-La Mancha con las energías renovables. Según Padilla, la región es líder en la apuesta por las energías limpias.

Este acuerdo garantiza que los edificios de la Junta en estas provincias, a excepción de los del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), utilizarán exclusivamente energías renovables para su funcionamiento ordinario. Padilla ha subrayado la importancia de consumir energías sostenibles para reducir el impacto ambiental.

Con esta medida, Castilla-La Mancha da un paso más hacia la transición energética y se posiciona como referente en el uso de energías limpias. El compromiso del Gobierno regional con el medio ambiente y la sostenibilidad se refleja en acciones concretas como esta, que contribuyen a la lucha contra el cambio climático y promueven el desarrollo de fuentes de energía renovable.

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio