La Procesión Camino del Calvario de Cuenca suspendida por inclemencias climáticas y 2.500 tamborileros se quedan en silencio

La Junta de Cofradías de Cuenca ha anunciado la suspensión de una de las procesiones más emblemáticas y esperadas de la Semana Santa en la ciudad. Las condiciones meteorológicas desfavorecedoras previstas para la madrugada del Viernes Santo han llevado a la entidad a tomar, junto con las hermandades participantes, el párroco de El Salvador y el presidente de la Junta de Cofradías, la decisión unánime de no llevar a cabo la procesión conocida como Las Turbas.

El tradicional acto, que suele comenzar a las 5.30 horas cuando se abren las puertas de El Salvador, se caracteriza por el sonido de 2.500 turbos, miembros de la cofradía que hacen vibrar el aire con sus cornetas, creando un ambiente único que acompaña a la imagen de Jesús Nazareno en su camino hacia el calvario.

Esta medida, tomada en «un ejercicio de responsabilidad y seguridad», supone la renuncia a un evento que convoca anualmente a un gran número de fieles y visitantes, y que constituye una parte significativa de la identidad y la devoción de la comunidad de Cuenca durante la Semana Santa.

A pesar de la suspensión de la procesión, la institución junto con las hermandades y la parroquia han transmitido un mensaje de ánimo y solidaridad a todos los que participan y se sienten parte del desfile. La Junta de Cofradías ha pedido que, pese a las circunstancias, la Semana Santa continúe siendo un momento de unión en la devoción y la fe para todos los creyentes y que el espíritu de estas celebraciones permanezca intacto en los corazones de los cuencanos.

También te puede interesar:  Tres detenidos en Albacete por estafar a una persona 5.130 euros simulando incluso un suicidio

– patrocinadores –

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio