Una innovadora iniciativa de Endesa permite que pacientes de Alzheimer participen en la construcción de sus plantas renovables en Cuenca

Endesa ha hecho entrega hoy a los pacientes de la Asociación de Alzheimer Valle del Cabriel de Minglanilla de la tornillería que se utilizará en la construcción de la planta solar Minglanilla I y II ubicada en esta localidad. De este modo los 30 pacientes de esta institución se unirán a los más de 400 profesionales que estarán trabajando en la construcción de esta nueva capacidad renovable en la provincia de Cuenca.

Esta colaboración se enmarca en los planes de Creación de Valor Compartido (CSV) que Endesa, a través de su filial renovable Enel Green Power España (EGPE), desarrolla en el entorno de sus plantas renovables en construcción, una filosofía “que permite la integración con el territorio, porque estas instalaciones no solo producirán energía limpia, sino que queremos que sean parte de todos, sobre todo de la población local que va a convivir con estas instalaciones”, ha señalado Ramón Valle, responsable del plan CSV de Endesa para estos proyectos.

Desde la propia Asociación han valorado muy positivamente esta iniciativa “ya que a nuestros enfermos estas tareas mecánicas de ensamblaje de tornillerías les ayuda a sentirse también útiles”, ha señalado la directora del centro Emilia Sáez.

Endesa ha colaborado ya con esta asociación a través de la donación de una veintena de ordenadores que la compañía tenía en desuso y que se están utilizando en los talleres específicos que se realizan en este centro. Además de esta colaboración, desde Endesa se organizará una jornada de puertas abiertas con este colectivo, para que vean de cerca la importancia de su contribución.

Pero no son las únicas acciones sociales que Endesa ha llevado a cabo en el entorno de sus plantas en construcción en Cuenca. La compañía a través de su filial renovable EGPE ha llevado a un curso de formación en montaje de paneles solares en el que han participado cerca de 40 personas en situación de desempleo pertenecientes a distintas localidades próximas a Minglanilla. A este curso se unen otros que empezarán en el otoño relativos a operación y mantenimiento de instalaciones de energías renovables y que se realizarán en Campillo de Altobuey, y en Minglanilla.

A estas medidas sociales Endesa une otras enfocadas a la eficiencia energética en los municipios, y para ello realizará un estudio en este sentido en los municipios de Graja de Iniesta, Minglanilla, Campillo de Altobuey y Enguídanos.

Los parques fotovoltaicos de Minglanilla I y II son los primeros con esta tecnología que Endesa construye en Castilla la Mancha. La construcción de estas plantas solares, con una potencia total de 99,61 MW y ubicadas en los términos municipales de Minglanilla y Graja de Iniesta (Cuenca) inició en marzo y se prolongará hasta finales de este año. Una vez finalizadas las obras, este parque fotovoltaico generará más de 172 GWh anuales año, es decir el consumo anual de una población de unos 30.000 habitantes.

Además de esta planta solar Endesa está construyendo en la zona la mayor planta eólica de la compañía – Campillo I, II y III- unas infraestructuras de 251, MW. Actualmente el 27% de las personas que trabajan en la construcción de estas plantas es de la zona, mientras que otras 10 empresas locales están generando empleo de forma indirecta gracias a la actividad de Endesa en Cuenca. Estas plantas cuentan además con una Alianza entre los contratistas del proyecto de Campillo para el buen desarrollo de la obra además del compromiso de ceder materiales que sean considerados residuales de la obra y que nos puedan interesar para la construcción de un hotel e insectos, el primero de este tipo en Castilla la Mancha.

Ir arriba